Uncategorized

Juguetes sostenibles con 1worldwith4

Cuando nació su primer hijo, los juguetes sostenibles comenzaron a tener una importancia especial para Silvana. El manifiesto de su web, 1worldwith4, pone las bases de un proyecto personal que se ha convertido en su todo: «Desde nuestro pequeño gran mundo, estamos comprometidos con hacer un uso sostenible de nuestro planeta, mediante juguetes que lo hagan posible».

El lema de 1worldwith4 es ayudar a otros padres a encontrar juguetes sostenibles.

Y es que, como ocurre con cada producto que incorporamos a nuestra rutina diaria, los juguetes cuentan con opciones sostenibles, que nos obligan a revisar cómo son los que tradicionalmente se encuentran a la venta en grandes superficies, desde su proceso de fabricación, materiales y propósito educativo, hasta la forma en que debemos deshacernos de ellos una vez finaliza su vida útil.

Silvana y su familia, residentes en Barcelona, hacen su mejor esfuerzo para vivir una paternidad consciente, desde la alimentación, pasando por la educación y hasta los juguetes que forman parte del día a día de sus pequeños.

En el artículo de hoy, charlamos con ella para conocer más sobre 1worldwith4, el proyecto en el que comparte ideas sobre juguetes sostenibles, y su experiencia con ellos como madre de cuatro pequeños.

El proyecto 1worldwith4

1worldwith4 acaba de nacer, después de años de crianza. «Hace unos pocos meses, tras terminar con un proyecto profesional, decidí que ese era el momento ideal para poder hacer algo que realmente me daba una satisfacción personal», nos explica Silvana, fundadora de la página.

Logo del proyecto 1worldwith4

Con la motivación y apoyo de su marido decidió iniciar este proyecto sostenible y sin ánimo de lucro en favor del medio ambiente. Sobre esta experiencia, nos cuenta que  «como todo proyecto que se inicia, te lleva muchas horas y mucha dedicación para tener todo alineado y poder lanzar el primer artículo y darle difusión en las distintas plataformas sociales».

El objetivo lo tiene claro: «Para mí lo principal en este proyecto es poder brindar esta información a todo aquel que tenga que comprar un regalo para su hijo, nieto, sobrino, etc. Y si consigo que ese regalo sea educativo y sostenible, hable cumplido mi cometido».

Juguetes sostenibles vs juguetes tradicionales: principales aspectos a tener en cuenta

Condiciones de fabricación

Silvana nos recuerda que todo empieza en el origen de un producto, en este caso, en las condiciones de fabricación del juguete. «Yo siempre digo que, si un juguete es barato, debemos detenernos y pensar: ¿por qué?».

Respecto a las condiciones éticas del proceso de fabricación, Cristina Miró Linares y Lorenzo Chinchilla, de la AEFJ (Asociación Española de Fabricantes de Juguetes), establecen la siguiente premisa: «Teniendo en cuenta la finalidad del juguete como herramienta para el desarrollo durante la infancia, la industria juguetera debe realizar su toma de decisiones fundamentándose sobre los pilares de la sostenibilidad».

Los juguetes deben reflejar la sostenibilidad tanto en su propósito como en su proceso de fabricación, debido a su papel destacado en el crecimiento de los más pequeños.

Existe un estándar internacional de responsabilidad social corporativa en la producción de juguetes que intenta alinear ese valor de sostenibilidad con la producción internacionalizada, a menudo en fábricas de China. Según la AEFJ, «ICTI care se comprometía, en nombre de sus compañías miembros, a gestionar sus fábricas de juguetes de forma legal, segura y saludable, manteniendo los principios de que sus miembros no utilizaran ningún menor, trabajador forzado o preso; sin negar trabajo a nadie por razón de sexo, raza, religión, afiliación o asociación, y que las fábricas cumplían con las leyes de protección al medioambiente. Los acuerdos de suministros con empresas que producían en nombre de miembros de ICTI también debían adherirse a estos principios».

Las factorías adheridas a este programa deben pasar auditorías para comprobar que se cumplen estas condiciones para el trabajo y la salud de los trabajadores.

Por lo tanto, como consumidores, es importante prestar atención a las condiciones de fabricación, buscando sellos que acrediten las mejores condiciones para los trabajadores (especialmente en aquellos casos en los que los juguetes se producen en fábricas internacionales) o recurriendo a productos de origen local y artesanal, que arrastran un menor coste en recursos y a menudo permiten hacer un mejor seguimiento de sus condiciones de fabricación.

Materias primas

Por supuesto, los materiales también son fundamentales, por dos motivos: la seguridad y el proceso posterior de reciclaje.

«Hay dos requisitos indispensables y que normalmente los fabricantes llevan alineados a lo hora de fabricar —detalla Silvana—. El primero es que la madera utilizada en la fabricación de los juguetes provenga de bosques cuidados y avalados por la certificación FSC y lo segundo que los materiales secundarios (como la pintura, pegamentos etc) no sean nocivos ni tóxicos».

Como hemos visto en la web de Silvana, la madera constituye la principal material prima de los juguetes sostenibles, a diferencia de los tradicionales, construidos principalmente con plástico.

La madera es un material estable que raramente se rompe, incluso en manos de los más pequeños, por lo que resulta una excelente materia prima. Silvana explica: «Cualquier juguete que tenga una vida útil corta, es decir, que después de pocos días, semanas o meses tengas que tirar; no puede ser bajo ningún concepto bueno para nuestro planeta».

Por este motivo, muchos de los juguetes sostenibles están fabricados en este material, y carecen de componentes electrónicos, que suponen una mayor obsolescencia.

Proceso de reciclaje. ¡Punto limpio, siempre!

Cuando finaliza la vida útil del juguete, y no es posible donarlo o regalarlo por encontrarse en malas condiciones, es importante conocer cómo debemos gestionar los desechos resultantes. «Lo mas grave y que aun pasa en estos momentos, es que los juguetes no se reciclan como se deberían en un punto limpio —explica Silvana—, sino que se tiran por error o desconocimiento en la basura de plástico, olvidando que los juguetes tienen muchos tipos de materiales entre metálicos, plásticos, textiles, eléctricos, etc.».

En definitiva, como exploramos en nuestro artículo de patronaje sin residuos, un juguete tradicional padece el mismo mal que cualquier producto que combina múltiples materias primas en el proceso de fabricación: «Necesitan un proceso de reciclaje poco favorable para el medio ambiente».

Esto implica que si no se reciclan correctamente, pueden acabar en vertederos o en el entorno, soltando sustancias nocivas.

Además de llevar los juguetes al punto limpio, es recomendable retirar las baterías o pilas en el caso de que los juguetes sean electrónicos.

Silvana nos recuerda que «tenemos que pensar que cualquier juguete que se fabrica, de por sí, ya tiene coste medioambiental energético y de materia prima. Por ello debemos evitar que este coste enérgico sea para un juguete inútil y sí para uno que pueda ser heredado de niño a niño la mayor cantidad de tiempo».

El aspecto económico de los juguetes sostenibles

Preguntamos a Silvana si los juguetes sostenibles resultan en general más caros que los tradicionales, teniendo en cuenta todos los aspectos que implican. «Sí, pero no siempre —nos explica—. Con los juguetes sostenibles pasa como con la alimentación bio, pagas más pero sabes que es mejor».

Concluye: «Tienes que evaluar si prefieres invertir en un juguete más duradero, menos tóxico y con menor impacto medioambiental o en el tradicional que sigue siendo mas contaminante y muchas veces poco duradero».

El aspecto pedagógico

Los juguetes sostenibles, como hemos visto, suelen estar construidos con madera. Este material sencillo despierta su curiosidad, en lugar de la sobreestimulación que puede traer consigo un juguete lleno de colores y funciones electrónicas.

Cuando preguntamos a Silvana si los más pequeños notan realmente la diferencia, nos explica: «Para un niño, no ha diferencia entre un juguete sostenible y uno que no lo es. Y esto es algo que debemos aprovechar, porque de esta manera podemos normalizar en ellos el uso sostenible de las cosas (no solo de los juguetes) desde muy pequeños y hacerlo un hábito mas de los buenos que deseamos enseñarles».

Eso sí, destaca que «el juego siempre tiene que poder invita a descubrir, explorar y a desarrollar nuestras habilidades visuales, psicomotrices e intelectuales; para ello es importante que los juguetes estén orientados en desarrollado estos aspectos. Los juguetes sostenibles en su gran mayoría están creados y pensados desde estar perspectiva y eso les aporta un valor añadido.

Aunque aclara: «Con esto no quiero decir que los tradicionales no lo sea, muchos de ellos son educativos y cumplen con todo lo antes mencionado. Pero en el caso de los sostenibles tenemos la opción de cuidar el medio ambiente y tenerlos por mucho más tiempo».

Para más información, os invitamos a visitar la web del proyecto de Silvana, 1worldwith4, donde compartir ejemplos concretos de juguetes que ha testado con sus pequeños, clasificándolos por edades y objetivos.

Agradecemos a Silvana el tiempo dedicado a esta entrevista, que nos ha permitido iniciarnos en el mundo de los juguetes sostenibles.

2 Comentarios

  1. Muchas gracias por la entrevista!!!

    1. Natalia Rubio dice:

      Muchas gracias a ti por el tiempo que nos has dedicado para aprender más sobre los juguetes sostenibles. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *